Moleskine Dentro de una libreta



Quiero explicar cómo nace y se desarrolla un proyecto, en este caso os hablare de Dentro de una libreta. Quiero que conozcas mi historia para que comprendas mi trabajo porque al mismo tiempo es la prolongación de lo que soy. 
Desde niña tuve serias y reales dificultades para comunicarme y que los demás me entendieran, todo debido a la dislexia que me diagnosticaron a la edad de 4 años. En el colegio esto supuso tener más de un problema y en casa una preocupación constante.  Por suerte sabía dibujar y eso me ayudo a superar toda una carrera de obstáculos que parecían imposible de superar, simplemente tenía que esforzarme y trabajar el doble que los demás alumnos y repetir las cosas 80.000 veces. No te voy a negar que fuera una etapa dura y con muchas muchas dosis de frustración. Pero al mismo tiempo hubo personas extraordinarias y maravillosas que me ayudaron a superarme. Lo grave de la dislexia no era que confundieras la derecha y la izquierda,  la capacidad de invertir las palabras o la incapacidad de leer correctamente. Era la inseguridad que procuraba, así como las risas e incomprensión de la mayoría, quiero decir que emocionalmente era muy complicado gestionar las emociones negativas que se generaban. Pero cuando dibujaba, recortaba o simplemente observaba lo que sucedía alrededor sentía felicidad. Descubrí que la creatividad me aportaba las herramientas para superar las dificultades. 
Y te dirás -¿A qué viene toda esta historia? Pues  para que puedas comprender mi presente,  debes saber el pasado. Lo importante no es lo que nos sucede más bien radica en cómo podemos controlar la forma en la que asimilamos aquello que nos sucede. Quiero decir que lo importante es luchar y creer que puedes hacerlo. Así que finalmente y contra todo pronóstico pude entrar en la universidad y terminar mis estudios. 

Pasados unos años donde tuve que desaprender para volver aprender. Y descubrí

foto Niñapájaro

que tenía demasiados pájaros en la cabeza, tantos que no pude evitar, buscar una manera para liberarlos de mi mente. Necesite darles forma, llamarlos por su nombre y darles un lugar. Así que comencé  construir mi   personal planeta imaginario, trabajando con materiales cercanos y de uso cotidiano, utilizando los medios técnicos más asequibles, trabajar con las manos, un proceso artesanal y manual. Descubrí intuitivamente que La inspiración estaba y está  en mi cotidiana doméstica  surrealista realidad, así como en la huella sensible que marcan en mi memoria , los viajes y los libros, como las personas que he conocido y conozco que de algún modo u otro  me han marcado. Y la verdad que hay gente que conoces pero que no descubres hasta que hablas con ellas,y con este simple gesto  pueden cambiarte la vida. Por tanto las únicas limitaciones están en el propio creador, en su fuerza, inspiración y capacidad.



Todo creo que comenzó en un accidente fortuito en el 2006 con un dibujo ( donde metí  la pata al intentar colorear el cielo de un skyline de la ciudad de Madrid) al que había dedicado muchas horas y que debía  presentar a  concurso, me hizo tomar una decisión, arreglarlo simplemente quitando el cielo y silueteando el dibujo del skyline con cutter. De este modo pude entregarlo pero al mismo tiempo descubrir otra manera de utilizar el papel, dibujando con el cutter.  
Ya te dije que los viajes me inspiran pero he de reconocer que hubo un viaje que marcó de manera profunda. En Junio del 2011 me fui a...


foto Niñapájaro


foto Niñapájaro
Conocer el lugar más poético e incomún del mundo, una ciudad flotando sobre una laguna. La arquitectura más mágica y cautivadora para los sentidos. Fue inspirador... 
                                                                                          
foto Niñapájaro
fotografía que tome desde la Isla de la Giudecca 
 con vistas al muelle de Zatere 
en Dorsoduro uno de los 6 sestiere de Venezia.

La imagen de esta fotografía y aquel momento se grabo para siempre en mi retina. Recuerdo aquel momento tranquilo mientras esperábamos que se hiciera la pizza que encargamos viendo como caía il tramonto sobre la ciudad. Observabar sus calles y hacer fotos, y contemplar tanta magia, me hacía pensar que me era imposible creer que era real, que estaba allí. Era como un escenario teatral que parecía que por la noche se plegase sobre sí misma.   No voy a olvidar tampoco la intervención del país de Luxemburgo en un palazzio de Venezia durante la bienal de la ciudad. Un trabajo donde se confundía lo real con el reflejo de lo imaginario. Percepciones espaciales alteradas mediante escayola y espejos. Como si el palacio hubiera sido inundado por el agua y todo flotase a su alrededor. Era como estar en el cuento de Alicia.


foto Niñapájaro







Entonces al volver de nuevo a casa. Cuando al contemplar y releer mi cuaderno de viaje, fui consciente de la importancia predominante del papel en mi trabajo, buscaba encontrar un modo de dar cabida a mis proyectos, más bien hallar el formato que me garantizará que el envío del resultado no me supusiera más caro que la producción y costes de los materiales. Todo este cumulo de ideas, inspiraciones y necesidades culminaron en una serie de obras realizadas en papel. En casa había comprado unos años antes unas libretas Moleskine ( los míticos cuaderno de viaje) que contenían hojas plegadas en acordeón, nunca supe que hacer con ellas hasta entonces al volver. Así que sin comerlo ni beberlo encontré otro concepto en mi trabajo, romper la rutina y el significado aparente de los objetos cotidianos


En Agosto del verano del 2011, me puse a darle vueltas a la cabeza y lo que empezó a construirse como un regalo, pues quería regalar algo que me representase a mí y mi ciudad a mi amiga VC Na (punto de papel), porque vivíamos en distintas ciudades. . .


foto Niñapájaro
  

No fue hasta septiembre del año 2011 cuando lo regale, que   acabaría transformándose en el nacimiento de un precioso proyecto personal: Dentro de una libreta. Que al mismo tiempo ha sido y es tan viajero. 


Dentro de una libreta


foto Amelia Meléndez
Son  Serie de libretas de viaje, que contienen en su interior una tira continua de hojas plegadas en acordeón. Cada libreta representa un lugar determinado que se despliega y se vuelve a plegar. Es un libro que describe y representa un lugar pero si lo despliegas y como un plano lo abates se transforma en un espacio que puedes mover y llevarte de viaje.Pequeñas delicias de papel únicas y originales.Cada una de las miniaturas arquitectónicas de papel recortadas a mano con cútter contenidas en  las libretas constituyen una obra única, original. Realizada de modo manual y artesanal. Selladas con sello seco bajo el seudónimo de Niñapajaro ( María Salan). Las libretas Moleskine originales están contenidas en  cajas  con su correspondiente bolsa de hojas de virutas de papel que sobran al troquelar las libretas que evidencia la  ejecución manual del troquel.

foto Niñapájaro

foto Niñapájaro
  
foto Niñapájaro


foto Niñapájaro

foto Niñapájaro

foto Niñapájaro


foto Niñapájaro


foto Niñapájaro


foto Niñapájaro

No hay comentarios:

Publicar un comentario